Los sistemas económicos

La bioeconomía

La población mundial en imparable aumento

Nueva revolución industrial

Modo de producción p2p

Economía directa como alternativa al capitalismo

El Capitalismo, por Manuel Vilas

EL CAPITALISMO

El único tema relevante de nuestro tiempo es El Capitalismo: su naturaleza hermética, su inmortalidad, su compleja maquinaria sanguinaria, su poder omnímodo, su universalidad, sus grandes camuflajes, su amor por el comunismo,su enamoramiento de Lenin, su amor a la izquierda moderada, radical y supraradical, su amor al terrorismo, sus besos dorados con todos cuantos dicen combatirlo, su amor aburrido a la derecha política, su imposibilidad de combatirlo, sus grandes construcciones artísticas, sus grandes novelas, sus grandes edificios arquitectónicos, sus grandes pintores, sus grandes músicos.

Cuantos dicen rechazarlo, son los que más lo aman.

Vive en todas partes.
Está en todos los sitios.

Esa gente que se hace el longuis a la hora de pagar las cervezas de los amigos en un bar, allí está Él.
Esa gente que habla de proyectos políticos progresistas desde sus despachos de madera de caoba, allí está Él.
Esa gente que se manifiesta con convencimiento político verdadero en las calles, pero que con el mismo convencimiento verdadero consultan sus saldos bancarios todos los días desde la red, allí está Él.

Esa compra de unas Ray-Ban, de un Volvo, de un Mercedes, de unos Levi´s, a mitad de precio, el amor a las ofertas, a los precios tirados, allí está Él.

Está en todas partes, su hálito nos alimenta la imaginación y nuestro amor a la vida.

Su densa alegría quema nuestros corazones.
“¿Cuánto te han dado por esa novela, hijo mío?”
“¿Cuánto cobrarás si te dan ese ascenso, hijo mío?”
“¿Cuánto vale este piso que te has comprado, hijo mío?”

El capitalismo y la paternidad.
El capitalismo y el amor a los hijos.
El capitalismo y el éxito.
El capitalismo y la poesía.

Su clamor es la vida misma.

Fuera de él, no hay nada.

Fuera de mí, no hay nada.

Hegemónico, absurdo, sexy, políglota, promiscuo, así soy yo.

Anuncios
Los sistemas económicos